Cómo llevar al perro en el coche – Guía 2019

Cómo llevar al perro en el coche – Guía 2019

La seguridad es primordial a la hora de realizar un viaje. Tanto en desplazamientos largos como en cortos es importante mantener a las personas y los objetos que ocupan el vehículo colocados correctamente para evitar distracciones al conductor. En el caso de los niños y los perros ocurre lo mismo.

Nuestra mascota es un miembro más de nuestra familia, y, por tanto, su seguridad dentro del vehículo es fundamental. Un perro que se mueve libremente en el asiento trasero supone un potencial riesgo para el conductor y el resto de ocupantes del coche. En caso de accidente, el perro puede salir volando ocasionando lesiones graves o incluso mortales, tanto al conductor como al animal. Por ello, utilizar sistemas de sujeción seguros con nuestros perros en función de su talla y peso. En este artículo vamos a ver cómo llevar al perro en el coche correctamente.

Normativa para viajar con perro en el coche

transporte de perros en coche

Vayamos a ver en primer lugar qué es lo que dicta la ley respeto al transporte de animales en el automóvil. Para ello nos vamos a remitir al artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Como podemos observar, la normativa para viajar con el perro en el coche no es demasiado específica, pudiendo ser interpretada de una forma un tanto ambigua. Pero lo que sí podemos extraer de una manera más o menos concisa, es que mientras el animal no tenga opción de interferir en el espacio de conducción o en el campo de visión del conductor, no se está incumpliendo la ley. De modo que, si el animal viaja en la parte trasera, en su respectivo transportín, o bien disponga de arnés de doble anclaje, no puede haber una interpretación del reglamento que invite a pensar que se está infringiendo la normativa. Por lo tanto, a falta de una regulación más definida, esta es la manera de transportar al perro que no nos traerá ningún problema con los agentes de tráfico.

Transportar los perros en el coche de la forma más segura según la DGT

como transportar un perro en coche

Aunque la DGT no haya confeccionado un reglamento más específico en cuanto al transporte de perros en el coche, sí que ha elaborado un artículo en su revista online, donde se recogen una serie de consejos para transportar al animal de la manera más segura. Dicho artículo se ha elaborado a partir de las pruebas llevadas a cabo por RACE, para dar con la manera óptima de llevar las mascotas. Estas pruebas consistieron en una serie de tests de choque con maniquís, y y las conclusiones en cuanto a la eficacia de los sistemas de retención fueron estas:

  • Animal suelto: La peor opción posible de transportar al perro es dejándolo suelto sin ningún sistema de retención. Si el animal se encuentra tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor, en caso de choque saldría proyectado contra el reposacabezas del conductor. En dicha circunstancia, ambos padecerían lesiones de gravedad, pudiendo incluso llegar a ser mortales.
  • Arnés de un solo enganche: Si el arnés queda unido al cinturón de seguridad del automóvil con un solo enganche, en caso de accidente la hebilla del arnés queda destrozada. El animal acaba chocando contra el respaldo del asiento, lo que llega a generar importantes daños en la columna del conductor, mientras que el propio perro padecería lesiones severas o hasta mortales.
  • Arnés con dos enganches: Utilizando este sistema de sujeción, se evita el desplazamiento hacia delante, de modo que en caso de accidente el animal no chocaría contra los asientos delanteros. Eso sí, se debe contar un sistema de unión corto.
  • Transportín sujeto con el cinturón de seguridad: En caso de choque el transportín destruye los puntos de sujeción del cinturón y su parte superior queda destrozada. El perro sufriría lesiones de mucha gravedad y los ocupantes del automóvil recibirían cargas considerables.
  • Transportín ubicado en el suelo del automóvil: La ventaja de los transportines pequeños es que encajan muy bien en el suelo, y si se produce un accidente, al haber poco espacio a su alrededor, la energía del impacto se absorbe rápidamente, y el habitáculo de la mascota a penas sufre daños.
  • Transportín en el maletero: Si el perro es de un tamaño más grande y consecuentemente el transportín también, una buena opción es situarlo en el maletero e n la posición transversal a la dirección de la marcha. Eso sí, en caso de producirse una colisión, no se descarta la posibilidad de que los ocupantes de los asientos posteriores puedan sufrir alguna lesión.
  • Rejilla divisoria: Para que el animal pueda moverse libremente sin llegar en ningún momento a ser una molestia para el conductor, la opción idónea es colocar una rejilla entre los pilares de la estructura del vehículo, quedando separada la cabina del maletero. Si se origina un golpe, dependiendo de la posición de la mascota en el momento del accidente, las lesiones que puede llegar a sufrir pueden ser muy graves. Por ello lo aconsejable es hacer una combinación del transportín con la rejilla divisoria.

Algunos consejos útiles para llevar al perro en el coche

requisitos para viajar con mascotas en auto

Que lleves al perro en el coche con los sistemas de sujeción apropiados es esencial, hasta aquí no hay ninguna duda. Esto en cuanto a la seguridad, pero nos imaginamos que también quieres procurar la máxima comodidad para tu mascota, y que el viaje se le haga lo menos pesado posible. Por ello conviene que también hagas caso de estas recomendaciones:

No debes dar de comer a tu perro justo antes de iniciar el viaje. Es posible que se pueda marear y con ello acabaría vomitando. Algunos perros son más propensos a marearse, en este caso se aconseja administrarles algún medicamento recetado por el veterinario.

Lleva siempre agua y realiza paradas. Mientras tú paras para estirar las piernas, el compañero canino puede aprovechar para hacer sus necesidades y saciar la sed.

Jamás lo dejes solo en el vehículo. Y si es verano todavía con más razón no debes hacerlo, aunque bajes las ventanillas. Puede llegar a sufrir un golpe de calor, y un cuarto de hora puede ser letal para él.

Cuidado al abrir la puerta. Es animal estará ansioso por salir y por ello puede salir disparado. Asegúrate de tenerlo atado y que no haya posibilidad de que salga a la carretera.

Multa por no llevar al perro correctamente en el coche

llevar perro en coche multa

Si bien hemos visto que normativa de Tráfico no especifica qué métodos se consideran correctos y/o sancionables a la hora de llevar al perro en el coche, lo que sí deja claro es que el animal en ningún momento debe tener la posibilidad de interferir en la conducción. Si el agente de turno considera que la mascota no viaja debidamente y presenta una distracción potencial para el conductor, puede proceder a la emisión de la correspondiente sanción económica. La multa por no llevar al perro correctamente en el coche asciende a los 100€, y en los casos en los que la infracción se considera de mayor gravedad, como por ejemplo cuando el perro viaja suelto en la parte delantera, la multa puede ir de los 200 a los 400€, en función del grado de peligro existente según el agente.

Sin embargo, más allá de la cuestión económica, lo que hay que pensar es en la seguridad del animal. Al fin de cuentas se trata de un ser vivo, además de nuestro querido compañero, por lo tanto, al igual que nos ponemos el cinturón nosotros y obligamos a nuestros hijos a que se lo pongan, no debemos hacer excepciones con nuestro chucho. Y es que al fin y al cabo se trata de un miembro más de la familia.

Vídeo con recomendaciones a la hora de transportar tu perro en coche

Deja un comentario

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar