¿Cómo saber si el turbo está dañado?

¿Cómo saber si el turbo está dañado?

¿Has notado que tu vehículo presenta síntomas de funcionamiento anómalo? ¿Sospechas que podría tratarse del turbo? Si quieres saber si el turbo de tu coche está dañado, entonces no te pierdas este artículo. Te desvelamos los principales síntomas que muestra un turbo averiado.

¿Qué es el turbo de un coche?

El turbocompresor, también conocido como turbo, es un sistema de sobrealimentación cuyo origen se haya en la industria aeronáutica. A lo largo de la década de los 60, pasó a formar parte de los automóviles con el fin de mejorar la eficiencia del motor. Es un componente mecánico que actualmente está presente en la gran parte de los vehículos diésel, y que también se ha ido haciendo un hueco en el mercado de los coches de gasolina gracias al downsizing.

Está formado por dos turbinas unidas al mismo eje, y una de ellas gira cuando se produce el contacto con los gases de escape que salen expulsados del motor a una alta temperatura y con mucha presión. Asimismo, cuando gira, también hace girar a la otra turbina a través del eje que las une, que a su vez aspira el aire que entra en el motor, provocando una gran presión y comprimiendo la cantidad de aire que entra al cilindro.

se puede viajar con el turbo roto

Se trata de un componente sometido a un enorme trabajo y si no se cuida adecuadamente, las reparaciones no resultan ser precisamente baratas. Y es que puede llegar a girar 200.000 rpm y alcanzar los 1.000ºC. Es muy importante que, las piezas móviles que lo forman, sean lubricadas cuando es debido con un buen aceite, y que se respeten los tiempos de calentamiento y enfriamiento.

Síntomas de la rotura del turbo: Más consumo de aceite y humo azul o blanco

En mayor o menor medida, todos los motores en vehículos consumen aceite, pero si el consumo se incrementa notoriamente, significa que algo no anda bien. Si por ejemplo llegas a percibir que por el tubo de escape empieza a salir humo blanco o azulado cuando aceleras, acompañado de un olor a frito, significa que el aceite se está quemando.

En dicho caso debes dejar de circular cuanto antes, ya que, de lo contrario, el motor puede llegar a entrar en la fase de retroalimentación, sobre todo si se trata de un diésel, por lo que empieza a quemar aceite y usarlo como combustible, alcanzando la máxima potencia de giro. Será mucho mejor sustituir solo los casquillos del turbo que el conjunto entero.

Ruido del turbo al acelerar

Si llegas a percibir que el vehículo resopla o resuena más lo normal cuando aceleras, y sumado a esto, el rendimiento ha bajado, es muy probable que el sistema esté sufriendo pérdida de presión. El problema más común se da cuando los manguitos del turbo se han rajado o aflojado. Se nota sobre todo cuando precias de más potencia.

averias turbo diesel

Otra posibilidad es que el vehículo haya entrado en modo protección y su uso se haya restringido. Dentro de lo que cabe, es el menor de los males, ya que no es una avería costosa de reparar. Eso sí, te aconsejamos ir vigilando el estado de los manguitos del turbo para prevenir males mayores.

Silbido del turbo

Si lo que oyes es una especie de silbido al soltar el acelerador, similar a la sirena de un vehículo de emergencias, entonces no tenemos muy buenas noticias para ti. Las aspas de la turbina están empezando a tocar la caracola del turbo, además a muchas revoluciones por minuto, e irremediablemente se acabarán por descomponer. Pero no es lo más dramático el que se rompan, pero sí que dichos trozos entren directamente al motor y destrocen tanto cilindros como pistones.

A la que te percates del silbido del turbo por primera vez, no te demores en acudir a un taller antes de que la avería pueda ir a más y causar estragos en el motor. A continuación, puedes apreciar por ti mismo como se escucha un turbo averiado.

Otro síntoma del turbo en mal estado: El coche corre poco y da tirones

En aquellos vehículos cuyo motor cuenta con turbo de geometría variable, se busca un mayor rendimiento en todo el régimen haciendo uso de álabes en la turbina. Dichos álabes se accionan generalmente mediante un electro mecanismo, que, en caso de averiarse, puede ser el causante de que el coche pierda potencia.

como comprobar si un turbo esta bien

En los vehículos diésel, sobretodo, el exceso de acumulación de carbonilla puede provocar que el turbo se obstruya de hollín y que otros sistemas que previenen la contaminación como la EGR o el filtro de partículas se atasquen. El vehículo entrará en modo protección y se activará el testigo fallo motor. Tendrás que visitar al mecánico para descarbonizarlo, siempre que la cosa no haya ido a más.

Es posible también que la válvula de descarga del turbo se encuentre dañada. En este caso solo se necesita sustituir dicha pieza.

Deja un comentario

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar