Mi coche pierde potencia. Principales causas

Mi coche pierde potencia. Principales causas

¿Estas notando que tu coche pierde potencia al acelerar, en las subidas o simplemente durante un trayecto corriente? Las causas pueden ser múltiples, tanto internas como externas. Es posible que el vehículo sufra de alguna avería o bien no se le haya realizado un correcto mantenimiento. También se puede dar la circunstancia en la que las condiciones atmosféricas extremas limiten y hagan menguar la potencia del vehículo. En este artículo te vamos a presentar los motivos más habituales.

Por qué se produce la pérdida de potencia del motor

El vehículo tiene poca potencia

Los vehículos ligeros con pocos caballos, de 60 a 70 CV, pueden presentar dificultades para hacer frente a distintos desafíos que se presentan en la carretera, tales como subidas. Además, si estos vehículos van cargados de pasajeros y equipaje, ese suplemento de kg contribuye a la reducción de potencia. Este tipo de vehículos están más bien pensados para trayectos urbanos y para tramos de carretera poco exigentes.

porque mi coche pierde potencia en las subidas

Aire acondicionado

Al encender el aire acondicionado, es posible que se resienta la potencia del automóvil. Un vehículo con pocos CV es más propenso a sufrir la pérdida de potencia por el uso del aire acondicionado a gran potencia, sobre todo durante largos trayectos por carretera y en las cuestas.

Falta de aire en el motor o bien un fallo en el turbo

Si por algún motivo en el motor entra menos aire del que se requiere, el vehículo pierde potencia. Las causas pueden ser varias, pero todas derivan en la misma consecuencia, en el cilindro entra una menor cantidad de oxígeno y la combustión acaba siendo deficiente, con lo que se genera menos potencia de lo habitual. Esta situación también se puede dar a causa de una avería en el turbo o una obstrucción del filtro del aire.

Avería o suciedad en la inyección

Unos inyectores sucios o bien obstruidos impiden que el motor reciba un suministro de combustible de forma regular, y consecuentemente la potencia se ve reducida. Asimismo, notarás ciertos tirones al encender el coche además de vibración. Dicho problema tiene lugar a causa de la falta de un buen mantenimiento, por lo que necesitarás limpiar bien los inyectores, o según la gravedad del estado, repararlos o cambiarlos.

mi coche no tiene fuerza al acelerar

Problemas del sistema electrónico

Desde hace aproximadamente dos décadas, empezaron a lanzarse vehículos con una notable carga electrónica, con potentes ordenadores a bordo cuya función es monitorizar todo el vehículo. En los últimos años, los automóviles que se han ido lanzando han explotado todavía más este apartado, teniendo ya una absoluta dependencia del sistema electrónico. Sin embargo, cuando tiene lugar algún fallo en este sistema, todo el vehículo presenta errores, que, entre otros problemas, pueden derivar en una pérdida de potencia.

Sobrecalentamiento

Si el motor del vehículo se calienta en exceso, es posible que se pierda potencia debido a que el motor no rinde óptimamente a altas temperaturas. Especialmente en verano, bajo condiciones climatológicas extremas de calor, el electroventilador se ve obligado a funcionar a su máximo nivel, restando consecuentemente potencia al motor, en torno a 2 CV.

coche pierde potencia y se para

Demasiados rozamientos

Con el paso del tiempo y el desgaste de las piezas mecánicas, éstas pueden llegar a rozarse entre sí. Un ejemplo de esta situación es cuando las pastillas de freno no se despegan por completo de los discos, provocando que el automóvil no alcance su máxima potencia. También, cuando el freno de mano se encuentra excesivamente tensado, el eje trasero se encuentra retenido por el freno de mano, incluso si la palanca se encuentra bajada. El desgaste del embrague es otra de las razones por las que se pierde potencia, debido a la pérdida de agarre. También hay que hacer mención a cuando tiene lugar un mal funcionamiento de los rodamientos de las ruedas, debido a que los cojinetes de las ruedas están desgastados y no llegan a girar con total libertad, provocando que la potencia se resienta.

Tubo de escape

Si hay fallos con el tubo de escape, se puede dar la situación que el motor no suministre toda su potencia al automóvil, originando una disminución de CV. Y esta vez no hablamos de una ligera pérdida, un tubo de escape en un deficiente estado puede suponer una pérdida de ni más ni menos que hasta 40 CV, una reducción de potencia muy notoria. Lo contrario ocurre si conservamos el tubo de escape en un óptimo estado, y aes que la potencia del motor no solamente se verá intacta, sino que también se pueden llegar a ganar un par de caballos extra.

perdida de potencia coche diesel

Cómo prevenir que el coche de tirones y pierda potencia

Si queremos evitar que nuestro coche de tirones y pierda potencia, debemos procurar llevar a cabo un correcto mantenimiento de cada una de las partes. No hay que esperar a que el vehículo empiece a dar síntomas de un mal funcionamiento, hay que anticiparse a este tipo de situaciones. También resulta más que aconsejable conducir de una manera eficiente, sin correr en exceso y procurando evitar acelerones y frenadas bruscas, así como continuos cambios de marcha. Aun así, en los automóviles actuales se producen fallos electrónicos difíciles de prevenir, pero este tipo de averías ante las cuales no se puede hacer nada, no nos deben apartar de la realidad de que gran parte de prevención de averías está en nuestras manos.

Deja un comentario

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar