En este momento estás viendo Conoce todo acerca de la fecha de caducidad de los neumáticos

Conoce todo acerca de la fecha de caducidad de los neumáticos

El contacto directo entre nuestro vehículo y la carretera tiene lugar a través de los neumáticos. Por lo tanto, se trata de uno de los elementos a los que deberíamos prestar mayor atención, ya que un neumático en mal estado repercute de un modo directo en la conducción y por ende en la seguridad. Para no tener ningún susto innecesario, es más que aconsejable que sepamos realizar un correcto diagnóstico del estado de nuestros neumáticos. Hay muchos factores que tienen influencia sobre los mismos, tales como el nivel de presión o la manera de desplazarse sobre el asfalto. Con esto último nos referimos a si aceleramos o frenamos de manera brusca, la manera que tenemos de tomar las curvas, etc. Pero también hay otro factor que tiene su peso en importancia, la edad. Y es que los neumáticos cuentan con fecha de caducidad desde su fabricación, de modo que tampoco eluden el paso del tiempo.

Fecha de fabricación de los neumáticos y su caducidad

Los neumáticos disponen de una fecha de fabricación, pero también de fecha de caducidad. A partir de esa fecha la calidad del material ya no garantiza una conducción segura. El material con el que se fabrica el neumático se va deteriorando con el tiempo, independientemente del uso que se le haya dado. Evidentemente, con un mayor uso, el desgaste es mayor, pero incluso con pocos quilómetros que se hagan ese deterioro tiene lugar. Digamos que cuanto más tiempo pasa, más propiedades va perdiendo el neumático.

fecha fabricacion neumaticos

Una de las propiedades principales del neumático es la elasticidad. Gracias a esta característica, los neumáticos soportan las exigencias de nuestra conducción en el día a día. El agarre de los neumáticos también debe ser el adecuado, tanto sobre un terreno seco como sobre un terreno mojado. La cuestión es que el paso del tiempo provoca que la elasticidad se vaya perdiendo cada vez más, la goma se vuelve más dura y la calidad empeora. El neumático se vuelve más sensible a agrietarse, romperse, tener un reventón… En resumidas cuentas, al ser un elemento impredecible pasa a ser potencialmente peligroso tanto para el conductor y los ocupantes del automóvil, como para otros vehículos y peatones. Para no llegar a este extremo, debemos ser conscientes a parte del estado, de la fecha de fabricación de los neumáticos y del momento en el que se llegaron a montar.

Cómo saber el año de fabricación de un neumático

Para conocer la fecha de fabricación de los neumáticos, es necesario observar su flanco, concretamente el marcaje DOT (Department of Transportation). Hay que encontrar el marcaje DOT en el perfil del neumático, aunque en algunos casos esta inscripción se incluye en los dos lados. De ser así, observaremos que hay dos códigos, uno más corto formado por el acrónimo “DOT” seguido de cuatro caracteres, y otro código más largo que comienza por las letras “DOT” seguidas por 10-12 caracteres. Debemos fijarnos en el código largo, ya que la fecha de fabricación del neumático se haya en los 4 últimos dígitos del mismo. De estas 4 cifras, las dos primeras indican la semana del año en que fue fabricado el neumático, mientras que las otras dos hacen referencia al año. Por poner un ejemplo, si nos encontramos con el número 2114, significa que el neumático se fabricó en la semana 21 del año 2014. Una vez conocemos la fecha de fabricación, podemos determinar la caducidad del neumático.

caducidad neumaticos itv

¿Y como saber si un neumático está caducado?

Se considera que pasados 5 años desde que se montó el neumático, éste ya no resulta ser óptimo para la circulación. A partir de este punto, es necesario consultar al menos una vez al año a un experto sobre la posibilidad de seguir conduciendo con estos neumáticos. Si el grosor de la banda de rodadura ha llegado a los 1,6 mm de profundidad establecidos en el marco legal, la sustitución del neumático no admite duda alguna. También existen técnicas como la de recauchutado de neumáticos, que prolongan la vida del neumático, pero eso sí, su estado debe ser mínimamente aceptable.

Pasados 10 años desde la fecha de fabricación, se considera que el neumático está caducado, independientemente de si se llega al límite de los 1,6 mm y del uso que se le haya dado. Se advierte que, pasada esta fecha, las propiedades del neumático distan de ser las mismas que al principio, lo que consecuentemente significa un mayor riesgo para la circulación. De modo que, aunque en apariencia podamos creer que los neumáticos se encuentran en un estado aceptable, el paso del tiempo inevitablemente ha hecho que el caucho se deteriore.

donde esta la fecha de caducidad de los neumaticos

Caducidad de los neumáticos y la ITV

¿Y qué puede pasar si vamos a pasar la ITV con los neumáticos caducados? La edad de los neumáticos no es un factor que se revise en las estaciones de ITV, por lo tanto, la indicación DOT pasa desapercibida independientemente de sus cifras. Lo que si hay que cumplir sin falta es con las homologaciones que están en vigor, con las dimensiones establecidas, que la profundidad del dibujo no sea inferior a 1,6 mm, y que los códigos tanto de velocidad como de carga concuerden con los aparecen homologados en la ficha técnica.

La explicación a la no obligación del marcaje DOT es debido a que esta indicación es originaria de Estados Unidos, donde su cumplimiento resulta obligatorio. En cambio, en la Unión Europea, y por lo tanto también en el territorio español, solamente resulta ser un indicador de referencia, pero no existe ninguna ley respecto a dicho marcaje.


Si te ha gustado este artículo, es posible que también te pueda interesar este otro sobre la ITV caducada. Y si tienes cualquier duda o quieres compartir tu opinión, no dudes en dejar un comentario.

Deja una respuesta